jueves, 16 de julio de 2015

En Las trampas de la fe Octavio Paz aseguró terminantemente que el obispo de Puebla había hostigado a Sor Juana para que se apartara de los estudios. La secuela de semejante falacia fue una copiosa producción de ensayos, biografías, novelas, obras de teatro, documentales y películas que, en la línea del Premio Nobel, difamaban al prelado. El presente libro ofrece las pruebas de la injusticia del género de crítica instaurado por Paz al editar dos cartas, desconocidas hasta 2010, que el obispo dirigió a la poetisa. Ellas demuestran que, lejos de perseguirla, fue uno de sus mayores adeptos y promotores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada